Tostadores de cafe arabica

Existen oficios que se están abandonando en Occidente, no es fácil encontrar artífices que utilicen el lodo, la aleación o también la corteza que recubre al alcornoque no incorporando algunos componentes que podrán modificar la estructura propia.

Trataremos de profundizar sobre la capacidad de manejar el barro para poder crear pucheros que tienen detalles muy bonitos. Y por supuesto con esta ocupación vemos el talento de una ciudad, sus recursos económicos de tostadores de cafe, su elegancia y por supuesto las relaciones comerciales que tiene con otros pueblos.

El lodo es en realidad una materia que se forma por la acción de varios fenómenos físicos y químicos y sus peculiaridades son la solidez y naturalmente su firmeza frente a las altas temperaturas, el viento e incluso el agua. Los habitantes del pasado descubrieron sus particularidades y por tanto usaban el lodo para poder hacer sus recipientes. Además la cerámica de ningún modo traslada la energía e incluso se conserva igual con sustancias químicas.

La porcelana es en realidad moldear y cocer la marga esmaltando seguidamente el botijo.

En Egipto hoy día conservan sistemas artesanales. Primeramente juntan el barro con agua y después moldean la pieza que creen. La ornamentación de la artesanía rifeña combina la grafología tunecina con diseños relacionados con la naturaleza y además detalles armónicos sin perder la sencillez. En las fábricas de Sudán de momento se usa la arcilla con un alto grado de humedad y luego ponen la pieza a secar unas 52 horas. Una vez que se ha secado se divide en trozos pequeños que se introducen en agua y se perfila la mezcla.

Al hacer los collares, los artesanos muestran su capacidad e ingenio. Los floreros se colocan en el horno después con el fin de que se endurezcan. Los hornos presentan diferentes formas, en Marruecos tienen forma de cucurucho y constan de dos partes, una que caldea el comburente y además la cámara donde se ponen los jarrones. En esta cámara suelen estar apiladas las cazuelas unas seis horas y media alcanzando los 750 grados, hay que colocar los botijos cuidadosamente puesto que tienen que calentarse por todos los lados.

El revestido y sin duda la tonalidad de los tostadores de cafe arabica diremos que son esenciales a la hora de valorar de que sitio proviene el jarrón, debido a que vemos costumbres instauradas que siguen ahí y obviamente marcan la diferencia entre la cerámica de un lugar y de otro.

En egipto tras hornear el objeto se aplica un esmaltado claro y después se le da esmalte amarillo o añil y por supuesto se pone en el horno otra vez.

Las administraciones públicas tienen que posibilitar esta práctica con la intención de que no se pueda extinguir dado que en realidad es un trabajo que se hacía en la antigüedad y obviamente despierta mucho interés hoy en día.

Las mujeres y los hombres quieren hacer regalos únicos y naturalmente una buena alternativa será personificar una vasija usando los coloridos que sean de nuestro agrado y luego ponerle algún epígrafe.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on Tumblr