estufa-de-pellet-6kw

Las reconstrucciones importantes exigen la participación de un entendido

Hace unos cuantos días televisaron en uno de los programas de tv más importantes de nuestra nación un documental en el que nos presentaban las mañas de unos cuantos arquitectos que como consecuencia de la insuficiencia de actividad en nuestro país, han optado por marchar a Colombia, brasil y america latina, lógicamente, debido a su formación, no han tenido dificultades para encontrar empleo, aunque en condiciones laborales nefastas, puesto que los tienen sin contrato y no ganan el mismo dinero que los profesionales de la construcción de aquellas poblaciones. Ha llegado hasta tal punto que están viviendo en barradas inseguras porque con el salario que tienen es imposible comprar estufas de pellets en una zona mejor y encima como no disponen de un contrato firmado por las partes cuando concluye el tiempo de permanencia en ese país han de salir y volver de nuevo con el fin de que le firmen el pase de viajante y de esta manera continúen estando de visitantes.

Esta circunstancia sugiere varias preguntas, una de estas, y además la principal, va a ser si ya hay demasiados arquitectos. Este tema nos lleva a pensar de que el sistema educativo nacional de ningún modo ha computado el número de facultades de aparejadores de que hay y de las cuales se doctoran cada año muchos más profesionales de la construcción de los que se requieren. Este problema naturalmente está inmerso en ciertas ocupaciones, en donde disponen de una gran cantidad de licenciados y pocos técnicos especializados.

Se hacen pocas obras y las reconstrucciones importantes exigen la participación de un entendido de la arquitectura, eso y la cantidad tan enorme de titulados que buscan su primer empleo en este sector han dado lugar a este empobrecimiento pues sus honorarios no encajan con sus capacidades.

Además las empresas no públicas de calderas de pellet se adueñan de el mercado de las nuevas edificaciones públicas, dejando poco espacio a los estudios de arquitectura que no pueden conseguir dicha propuesta.

La solución para estas pequeñas oficinas de profesionales de la construcción será la inversión privada en casas, pabellones y locales comerciales, procurando llevar a cabo la construcción al completo subcontratando distintos especialistas para concluir el proyecto y sin ignorar las mejoras y soportes de complemento a la obra moderna y de este modo incrementar la facturación de la oficina. Se encargan de igual forma de la gestión de todos los documentos imprescindibles de cara a comenzar las obras y por supuesto reformas que llevan aparejadas en el proyecto.

En estos momentos se ve más movimiento de obras, y aparejadores, constructores, arquitectos, peritos, albañiles, etc. se sienten más optimistas en los tiempos venideros. Aparte el medio ambiente está repercutiendo en todas las reglamentaciones de urbanismo, modificando métodos de construcción por otros mucho menos desfavorables y que aportan menos gasto de energía. También las mejoras de inmuebles deben llevar a cabo todos los trámites necesarios en temas de protección.

Hoy día las capitales reparan en la tonalidad en su urbanización y por supuesto en beneficiar el entorno, dejando a un lado los colores de las residencias de años atrás.

Los arquitectos de esta época están más concienciados y crearan poblaciones valorando el entorno y además para vivir con la máxima calidad de vida.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on Tumblr