El olor de los ajos pelados

El gajo en que está dividido el bulbo de una planta amarillenta y blanquecina tiene muchos atributos para todos nosotros de ahí que no debemos olvidarnos de tomarlo diariamente. Se utiliza a la hora de dar sabor a la comida, y además es ideal para evitar enfermedades.

Los residentes en Roma, China, Egipto y Grecia usaban el diente de ajo fresco cuando tenían que tener a sus exclavos fuertes y asimismo preservar a los pequeños de los bacilos.

El gajo en que está dividido el bulbo de una planta blanquecina y amarillenta viene de Asia, después se popularizó en América y europa.

El diente del bulbo de una planta de la familia de las liliáceas con flores pequeñas y de color blanco nos aporta un gran número de sustancias para retrasar el envejecimiento, biomoléculas compuestas de carbono, oxígeno e hidrógeno, moléculas formadas por la unión de varios aminoácidos, vitamina B6, B1, B2, C y A aparte de hierro, manganeso, yodo, fósforo, selenio, etc..

Contamos con gran cantidad de inestigaciones que revelan que el diente de ajo puede eliminar bácilos, parásitos, microbios, microorganismos, gérmenes, etc..

Su consumo va a ser muy bueno para los individuos que tienen una presión arterial que supera un determinado umbral, permitiendo que los vasos sanguíneos se distiendan y aparte controlar el alto contenido de sustancia grasa que se encuentra en la sangre.

Sus múltiples sustancias que mejoran el sistema circulatorio fortalecen los órganos linfoides.

Hace que el hígado depure la sangre, fabrique proteínas y almacene nutrientes, y sin duda el organismo se deshace de las citoxinas, renotoxinas, neurotoxinas, gastroxinas, endoxinas y aflatoxinas que provienen de los dulces, bollería, hamburguesas, pizzas, etc..

El olor fétido de los ajos pelados que se produce al abrir la boca o también las modificaciones del color de piel o del relieve del rostro debajo de los ojos realmente son signos el órgano que procesa, descompone y equilibra la sangre que sale del estómago y los intestinos tiene sobrecarga, si pretendemos aminorar los daños lo mejor es masticar un bulbillo de una planta herbácea con flores pequeñas y blancas a diario.

Y por otra parte podríamos evitar el crecimiento descontrolado de células tumorales, el tumor que se forma en los tejidos del pulmón y además adenocarcinomas.

El organismo especializado en gestionar políticas de promoción, intervención y prevención en salud a nivel mundial puntualizó que el diente del bulbo de una planta de la familia de las liliáceas con flores pequeñas y de color blanco es muy recomendable.

También es muy aconsejable para acabar con el nivel reducido de hemoglobina.

Como evita el exceso de grasa en las arterias y de igual modo la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias, el diente del bulbo de una planta de la familia de las liliáceas con flores pequeñas y de color blanco nos viene bien para prevenir afecciones como la senilidad.

Para terminar informarles que el ajo da más fuerza al hombre durante el vínculo sexual.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on Tumblr